30 mar. 2009

"Me llamo Alcides Gómez"

Por Yunior García Ginarte

Ayer lleno de insatisfacciones materiales, angustiado ante la pobreza espiritual de la existencia humana pensé en Alcides que anda con sus empeños y alegría por San Pablo de Yao, poblado de la Sierra Maestra, el más famoso macizo montañoso de la isla ubicado en el oriente cubano.

Al ponchar el record de la grabadora no facilitó tiempo a preguntas, de strike, sin duro y sin guante, nos contó su más preciada historia.

Grabando sin pausa

Me llamo Alcides Gómez, soy naci'o y cria'o aquí. Cuando nosotros vivíamos hace años en esta zona de aquí había solo cuatro casas y esto ha cambia'o, un cien por cien.

Soy nativo de aquí, de ahí me voy yo cuando me muera. Tengo mi familia, 12 hermanos y to vivimos aquí. Vivo orgulloso de esta zona porque es una zona tranquila buena. To' el mundo me conoce y yo conozco a to' el mundo y to' el mundo me lleva bien.

Yo jugué pelota con Fidel en el año 1966 en el campito ese que esta ahí; que estuvo aquí que fue noticia aquí porque él (se refiere a Fidel Castro Ruz, líder histórico de la Revolución cubana) se sentó en unas palmas y entonces vino acá, a mí me preguntó:

_ ¿Aquí juegan pelota?
_ Sí; pero que no tenemos equipo.
_Yo traigo el equipo: el escolta de él era el equipo de pelota.

Empezamos a jugar, él lanzó 7 entradas y nono fue el pitcher que lanzó en contra de ellos. Y entonces el cogió y vio a Abelino y muchachito nuevo de 16 años y lanzaba suave y le dijo pichéeme duro y entonces cogió; y es que tira curvita, dijo Fidel.

Yo cogí y le toqué la bola y cuando llegué a la primera dijo esto es un juego de manigua y le robé la segunda (base) y entonces me dijo vuelva pa' tra. Y yo le pregunté ¿y eso por qué comandante?

_ Porque a mí no se roba ni de día ni de noche.

Entonces cogió (en su turno al bate) metió un roletazo entre primera y segunda allí y chocó con una cagada de vaca que había allí y se quedó janeó (quieto) en primera y votó el ampaya.
_ ¿Y eso por qué?
_Porque si no hubiera estado la mierda de vaca yo me hubiera embasado

Aquí en la Sierra tenemos buenos peloteros por lo menos en las piernas, por eso ganamos ese partido. Yo era casi el mejor pelotero que había por aquí cuando jugaba este muchacho de Bayamo…

Unas preguntas, de mi parte.

Con 72 años ¿Cómo se siente usted?
Contento. Cada día con más deseo de vivir lo que se está haciendo ahora, pues esto estaba aquí un poco abandonado, esto está cambiando aquí hay lugares lindos.

¿Qué futuro tienen las nuevas generaciones de la Sierra?

Están viviendo una nueva etapa, pues aquí no había donde recrearse, tenemos un campo de pelota, una sala de ajedrez, un bonito restauran, área de baile, donde venden cerveza y bueno aquí estamos, lejos (ver información).
También han dejao nuevo el campito de pelota, donde jugamos ahí nos podemos reunir todos y jugar pelota. Un entretemiento más.

Ahhh y yo tengo una playita (área amplia del río que atraviesa el poblado) Y la playa se llama la playa de Alcides y ahora en el verano la voy a abrir de nuevo, yo pongo música y de todo.

Epílogo.

Así vive en Alcides llenó de satisfacción con sus riquezas humanas por la serranía de San Pablo de Yao, esa zona que ganó el interés de la prensa nacional y local por sus recientes mejoras que elevarán las condiciones de vida de cerca de 3 mil pobladores

Pero más que las necesarias transformaciones allí vibra la pasión de ese montañés, personaje que en la rudeza cotidiana vive su mundo de recuerdos y aspiraciones… y pasión.


Más información sobre esa comunidad Serrana.
El tercer tiempo de San Pablo de Yao.
Publicar un comentario