20 oct. 2009

Perpetuidad artística de un día histórico


El amigo y sagaz periodista Dilbert Reyes nos permite reproducir el siguiente trabajo publicado como fuente original en CNC TV digital. Celebremos en Isla Mía de Todos esta entrevista a Nelsón Domínguez,  renombrado artista de la plástica nacional. 

por Dilbert Reyes Rodríguez / reyesdilbert1@gmail.com


La Fiesta de la Cubanía debiera ser siempre el mejor pretexto, del tiempo y el espacio, para fundir lo más trascendental de la historia y el arte de esta Isla.

Al término de hoy, Día de la Cultura Cubana, Bayamo celebrará uno de estos felices acoplamientos, cuando el reconocido pintor, grabador y ceramista Nelson Domínguez, inaugure una instalación suya, que perpetúa en la plástica una de las mayores hazañas patrióticas de la nación: el incendio de esta ciudad por sus moradores.
En la obra, de unos cinco metros de largo por 2,10 de alto, y definida como un panorama afincado en la modernidad del arte cubano, Domínguez combina humo, sonido y elementos de la arquitectura, la cerámica y la madera originales de la etapa colonial, incluidos restos de piezas quemadas el 12 de enero de 1869, cuando los bayameses prendieron fuego a la ciudad y continuaron la guerra en la manigua.
Sobre los móviles de la instalación, el artista declaró:

"Al más insensible motivaría la posibilidad de plantear a través de la plástica el incendio de Bayamo, un hecho sin precedentes en nuestra historia, y cuya premisa de primero la ciudad en cenizas que otra vez esclava, fue una prueba fecunda del patriotismo del pueblo.

"Como pintor entiendo que la representación plástica del suceso implica una alta responsabilidad, sobre todo con las actuales y venideras generaciones; por lo cual la confluencia de la pintura, la escultura, la música y otros elementos refuerzan la intención de ilustrar el momento del incendio.
"En la concepción de mi arte, generalmente los grandes temas están determinados por la forma en que se hagan. Así, algo cotidiano puede alcanzar insospechadas magnitudes. En este caso, el tema es relevante y mi humilde propósito es que el hecho artístico lo sea también.
Acerca de los lazos con la Ciudad Monumento, Domínguez explicó:
"Nací en Baire, tierra de mi padre y muy cerca de Bayamo, de donde mi madre. Toda mi vida de infante y púber la pasé en estos hermosos parajes. Eso agrega a la obra una connotación especial.
"Me siento feliz de ofrecer a mi gente este regalo; aunque si hubiera nacido en Pinar del Río, la Isla de la Juventud o en cualquier parte del país, hubiera acogido con orgullo la oportunidad de realizar esta obra.
"Siempre que sea convocado a un proyecto de esta envergadura, tanto yo como cualquier artista formado por la Revolución, daría ipso facto el do de pecho."
Publicar un comentario