4 dic. 2009

Viernes con algo rojo… por si acaso

por Charly Morales Válido
Tomado de Cubahora

No se extrañe si este viernes ve a más personas de la cuenta vistiendo alguna prenda de color rojo: es 4 de diciembre, Día de Santa Bárbara, y los cubanos se ponen algo "colorao" por razones de fe, por cuestiones culturales e incluso por si acaso…

Algunos lo admiten, otros no, pero este día muchos cubanos usan invariablemente una prenda u accesorio del emblemático color de la Virgen Guerrera, conocida como Shangó en la religión afrocubana.

Ocurre que la mártir católica de Nicomedia es representada con una pañoleta roja, un símbolo tan arraigado como su espada, las torres o el rayo que también identifica al Shangó importado por los esclavos africanos.

Aquellos no podían venerar a sus deidades u "orishas" públicamente, y optaron por fundir su culto con el cristiano, dando lugar al sincretismo religioso que predomina en Cuba: de tal guisa Oshún es la Caridad y Babalú Ayé es San Lázaro, por citar dos casos.

Tal prejuicio duró hasta que dos clásicos de la música popular cubana contribuyeron a romper tabúes sobre la religión "yoruba" (afrocubana): Que viva Shangó y ¿Qué tu quieres que te den?

Estrenado en 1948, el primero de dichos temas encumbró a la cantante Celina González, quien asegura que la canción nació tras una aparición de la mismísima Santa Bárbara.

A su vez, Adalberto Álvarez mostró su raza de cronista social y puso a bailar a toda Cuba cantando sin rodeos: "Hay gente que te dice que no cree en ná, y van a consultarse por la madrugá".

Tanto pegó entonces ¿Qué tu quieres…? que Adalberto, también conocido como el Sonero Mayor, lanzó una versión hace tres años y nuevamente copó las listas de éxitos radiales.

Más allá de tales manifestaciones culturales, la liturgia de Shangó es conocida como "guemilere" o fiesta con tambores, que según la mitología yoruba, nadie toca como el Orisha del Rayo.

En sus altares, donde nunca falta el vino casero y las manzanas, se sintió el pasado año el efecto devastador de varios huracanes que arrasaron en Cuba con los cultivos de plátano, la fruta predilecta de Shangó.

Muchas cualidades de esta divinidad explican su popularidad en Cuba: su carácter guerrero y a veces explosivo, su jovialidad y pasión por la música, la buena comida y, sobre todo, las mujeres.

Dice un refrán local que "muchos se acuerdan de Santa Bárbara cuando truena", lo cual es muy cierto, pero también es real que aquí a cualquiera le "da Shangó con puyas", una reacción nada recomendable para quienes ponen a prueba la paciencia del cubano.
---------------------------------------------
Fuente: Cubahora
Publicar un comentario