18 jul. 2011

Ciénaga de Zapata: ¿lodazal virtuoso?

Con más de 600 mil hectáreas de extensión al sur la provincia de Matanzas,
el Parque Nacional Ciénaga de Zapata es el mayor y mejor humedal conservado
del Caribe insular y constituye un reservorio natural de enorme valor,
reconocido a nivel internacional.
También es de las seis Reservas de la Biosfera declaradas en la Isla por
la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la
Cultura (UNESCO) e, incluso, posee la categoría de Sitio Ramsar.

Este último alude a la ciudad de Irán del propio nombre, donde el dos de
febrero de 1971 fue firmada la Convención sobre los humedales de importancia
internacional, especialmente como hábitat de aves acuáticas.
Oasis semejante incluye la zona de Santo Tomás, en la cual pueden
encontrarse dos especies de pequeñas aves cubanas únicas: la Herminia y la
Gallinuela de Santo Tomás.
Sobresale en su reserva el Refugio de Fauna La Salina, reconocido por la
elevada concentración y diversidad de aves migratorias, en particular por
sus abundantes poblaciones de flamencos y muchas otras especies de alados
acuáticas.
En presunta convivencia, alberga poblaciones silvestres del cocodrilo
cubano (Crocodylus rhombifer) y el americano (Crocodylus acutus).
Además, es la única región de la Isla en la que sobreviven tres tipos de
jutías, y construyen sus nidos especies como la cotorra, el catey, el
zunzuncito y la grulla cubana, aves endémicas amenazadas.
Predominan en el territorio los herbazales de ciénaga, la vegetación de
lagunas palustres y los manglares. Son relevantes en el área los denominados
retenes, en los cuales ha sido reconocido el nuevo conjunto: Complejo de
Vegetación de Manantial de Ciénaga.
Es de los más extensos sistemas espeleo-lacustres de las Antillas, con
importantes recursos hidrológicos, áreas de reproducción, desove y
desarrollo de especies marinas y terrestres de alto valor económico,
sistemas de terrazas marinas sumergidas y arrecifes coralinos de elevada
singularidad.
Sus sitios son de alto valor arqueológico y paleontológico, y de
tradiciones en el uso de recursos naturales por sus correspondientes
comunidades rurales.
Curiosamente, la Ciénaga de Zapata es de los municipios de Cuba de mayor
extensión, pero es el menos poblado.
Entró en la historia en abril de 1961 cuando tropas mercenarias
organizadas, entrenadas y armadas por el gobierno de Estados Unidos,
desembarcaron por sus playas.
La invasión apenas duró 72 horas y constituyó la primera derrota militar
del imperialismo en América Latina. La cobarde felonía agresiva, tampoco
pudo destruir las bondades naturales del lugar. (AIN)
Publicar un comentario